Arzobispo de San Salvador respalda el cerco de seguridad en Soyapango

ok
Arzobispo de San Salvador respalda el cerco de seguridad en Soyapango

La persecución del crimen es una obligación del Estado y un derecho, consideró ayer el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, durante la homilía dominical al referirse al cerco que el Gobierno del presidente Nayib Bukele ha establecido en el municipio de Soyapango, con el objetivo de extraer a los delincuentes sin afectar la cotidianidad de la población honrada.

«No solo es un derecho, sino la obligación del Gobierno perseguir el crimen, es su deber por la seguridad nacional. El cerco es una novedad porque no se había hecho, en cualquier sociedad civilizada es lo que se hace. El problema de la violencia era grande, esperamos que todos estos esfuerzos nos lleven a la paz social», expresó.

Monseñor opinó que si el Gobierno lo hace guardando y respetando los derechos de las personas honestas, es más legítima la operación que se desarrolla en las colonias y las comunidades de Soyapango, una zona que por años vivió en el acecho de grupos delincuenciales.

Escobar Alas consideró que la sociedad civil también tiene el derecho de ser salvaguardada y que las autoridades velen por su bienestar y tranquilidad.

«Por lo que yo he visto en los reportajes de los medios ese cerco que han hecho tiene ese cuidado, lo que también expresaban ellos [las autoridades de Seguridad] en una conferencia. Les preocupa no maltratar a nadie, sino al contrario garantizar la seguridad», sostuvo.

El jerarca católico también destacó el respaldo de la población que reside en las zonas intervenidas por las autoridades, lo que refleja que no se sienten afectados.

Arzobispo de San Salvador respalda el cerco de seguridad en Soyapango