Con temores y ansiedad, comienza año escolar en Uvalde, Texas

000_32HR9JA-750x375
Con temores y ansiedad, comienza año escolar en Uvalde, Texas

Hay nuevas cercas altas, aún sin terminar, alrededor de las escuelas públicas en esta comunidad en Texas, una fuerte patrulla policial en la que muchas familias no confían y no habrá más clases nunca en la Escuela Primaria Robb, tres meses después que un individuo con un fusil estilo AR-15 mató allí a 19 niños y dos maestros en dos aulas adjuntas de cuarto grado.

Ashley Morales lleva a su hijo, Jeremiah, de regreso a las clases, pues no tiene otra opción como madre trabajadora soltera. Dijo que lo dejó fuera de la escuela primaria Uvalde el primer día, porque no se permitió el ingreso de los padres.

«Estoy muy nerviosa, asustada», dijo Morales, cuyo hijo estaba en tercer grado el semestre pasado en la escuela Robb y perdió a tres amigos en la masacre del 24 de mayo. Durante un encuentro para conocer a los maestros una noche reciente, ella sintió ansiedad caminando por la escuela.

«Dios mío, esto está empezando de verdad, está comenzando el año escolar», dijo.

Los estudiantes comenzaron a llegar a la Primaria Uvalde antes del amanecer el martes, pasando a través de una cerca de 2,4 metros de altura recién instalada que rodea el campus y junto a un policía estatal de guardia a la entrada. Banderas de colores colgaban de los pasillos y los maestros lucían camisetas azules que decían “Juntos Crecemos y Juntos Somos Mejores» en la espalda. Había policías estatales apostados en cada esquina afuera de la escuela
Con temores y ansiedad, comienza año escolar en Uvalde, Texas