La crisis energética impulsa «sin precedentes» las energías renovables

000_32W28QW
La crisis energética impulsa «sin precedentes» las energías renovables

La crisis energética mundial dio un «impulso sin precedentes» al desarrollo de las energías renovables, cuyo crecimiento aumentará en los próximos cinco años tanto como en los últimos 20, anunció el martes la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

En los próximos cinco años, el crecimiento de la capacidad renovable mundial debería prácticamente duplicarse, indica el informe anual de la AIE sobre la energía renovable.

Gracias a este desarrollo acelerado, las energías renovables, principalmente la eólica y la solar, superarán en 2025 al carbón como principal fuente de producción eléctrica.

La inestabilidad energética causada por la invasión rusa de Ucrania llevó a los países a invertir en energías renovables para reducir su dependencia a la importación de combustibles fósiles, cuyo precio aumentó drásticamente.

Se espera que entre 2022 y 2027, la capacidad de energía renovable global aumente de 2,400 gigavatios (GW), igualando así la capacidad energética total de China, y superando en un 30% la previsión de aumento de hace un año, según el informe de la agencia.

«Este es un claro ejemplo de cómo la actual crisis energética puede ser un punto de inflexión histórico que nos lleve a un futuro sistema energético mundial más limpio y más seguro», dijo el director de la AIE, Fatih Birol.

Además de Europa, especialmente afectada por la crisis energética, la AIE afirma que Estados Unidos, China e India también tendrán un papel importante en el desarrollo de las energías limpias en los próximos cinco años.

«La aceleración continuada de las renovables es fundamental para mantener la posibilidad de limitar el calentamiento global a 1,5ºC», añadió Birol.

En términos de tecnología, las fuentes de energía solar y eólica terrestre representan actualmente los medios de producción eléctrica más baratos, en la mayoría de países.

La instalación de placas solares en los tejados de residencias y comercios se triplicará en el próximo lustro.

Y la demanda de biocarburantes crecerá un 22%, gracias a la producción y subvenciones en Estados Unidos, Canadá, Brasil, Indonesia e India.

La crisis energética impulsa «sin precedentes» las energías renovables