Ciberpiratas piden $10 millones para frenar filtración de datos médicos en Australia

hacker-3342696_1920-1
Ciberpiratas piden $10 millones para frenar filtración de datos médicos en Australia

Los piratas informáticos que están filtrando datos robados de una gran empresa de seguros médicos de Australia señalaron el jueves que frenarán su difusión por 10 millones de dólares.

La compañía aseguradora Medibank confirmó a principios de semana que los ciberpiratas habían accedido a información de 9,7 millones de clientes actuales y pasados, entre ellos el primer ministro Anthony Albanese.

Una pequeña muestra de los datos publicada el miércoles incluía una lista de nombres que recibieron tratamiento por drogadicción, abuso del alcohol o infecciones de VIH.

Medibank confirmó el jueves que durante la noche se había subido a la web oscura otro «archivo adicional», supuestamente con más datos de clientes.

Los piratas informáticos usaron el mismo foro para detallar el rescate que piden por la información.

«La sociedad nos pregunta sobre el rescate, son 10 millones de dólares estadounidenses», publicó el grupo anónimo en el foro. «Podemos hacer descuento: un dólar, un cliente», añadió.

Medibank ha descartado repetidamente pagar a los piratas.

«La filtración de los datos robados en la web oscura es vergonzosa», dijo el jueves su jefe ejecutivo David Koczkar.

«Convertir la información privada de la gente en un arma en un esfuerzo de extorsionar es mezquino y un ataque a los miembros más vulnerables de nuestra comunidad», añadió.

La ministra de Interior, Clare O'Neil, definió a los piratas como «criminales ruines».

«No puedo articular la repulsión que siento por la escoria que está en el centro de este acto criminal», dijo al Parlamento el miércoles.

Medibank es la principal aseguradora privada de salud en Australia y su jaqueo puede salpicar algunos de los individuos más influyentes y ricos del país.

Los piratas amenazaron previamente con vender los datos de 1.000 personalidades australianas si la compañía no pagaba un rescate no especificado.

Ciberpiratas piden $10 millones para frenar filtración de datos médicos en Australia