Turquía: El aliado pro-Putin de la OTAN

3800-1200x675
Turquía: El aliado pro-Putin de la OTAN

El “acto de equilibrio” de Turquía durante la invasión rusa de Ucrania es el resultado del adoctrinamiento durante dos décadas del líder islamista del país a una generación de turcos para hacerlos “piadosos.” El presidente Recep Tayyip Erdoğan puede o no haber criado generaciones piadosas, como declaró que era su misión política, pero definitivamente ha criado una generación antioccidental. Ese sentimiento antioccidental convierte a Turquía, una vez más, en el hombre raro de la OTAN.

Los líderes occidentales se encogieron de hombros cuando, en 2016, Erdoğan dijo sin tapujos que Turquía no necesitaba unirse a la Unión Europea “a toda costa” y que, en cambio, podía formar parte de un bloque de seguridad dominado por China, Rusia y las naciones de Asia Central. Anteriormente, en 2013, Turquía había firmado como “socio de diálogo” diciendo que compartía “el mismo destino” que los miembros de la Organización de Cooperación de Shanghái (China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán), que se formó en 2001 como un bloque de seguridad regional.

Los mismos líderes occidentales quedaron en ridículo cuando se “escandalizaron” por la decisión turca de 2019 de comprar el sistema de misiles tierra-aire S-400 de fabricación rusa. Sencillamente, pasaron por alto que Turquía lleva mucho tiempo siendo sólo un aliado a tiempo parcial de la OTAN.

La popularidad de Erdoğan, desde que llegó al poder en 2002, ha funcionado como un instrumento de autoenvenenamiento en la sociedad turca, alimentando cada vez más el sentimiento antioccidental, en particular el antiamericanismo. La opinión pública turca sobre la invasión rusa de Ucrania es hoy una consecuencia inevitable. Una encuesta realizada por el German Marshall Fund of the U.S. (GMFUS) reveló que casi el 84% de los turcos quiere que su país medie o se mantenga neutral, 10 veces más que los que quieren que Turquía respalde sólo a Ucrania. Dicho de otro modo, el 84% de los turcos no apoya a Ucrania en el conflicto.

La encuestadora turca MetroPoll descubrió en marzo que menos de la mitad (49,3%) de los encuestados cree que Turquía debería ser miembro de la UE, lo que supone un descenso respecto al 80% de principios de la década de 2000. El mismo sondeo indicó también que el 48% del público turco piensa que Estados Unidos y la OTAN son responsables de la situación en Ucrania. Los turcos también piensan que Rusia es el tercer socio más importante de su país.

Casi seis de cada diez turcos (58,3%), según la encuesta de GMFUS, ven a Estados Unidos como la mayor amenaza del país, mientras que el 31% dijo que era Rusia y el 29% Israel. El porcentaje de turcos que dicen que Estados Unidos debería ayudar a resolver los problemas mundiales es de sólo el 6%.

 

https://israelnoticias.com/editorial/turquia-el-aliado-pro-putin-de-la-otan/

Turquía: El aliado pro-Putin de la OTAN