PNC:Familiares de agentes fallecidos y todo el personal podrá ser atendido en modernas clínicas psicológicas

La Policía Nacional Civil, a través de la División de Bienestar Policial y con financiación de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), ejecutó el proyecto de Apoyo de Infraestructura para atención a familiares de agentes fallecidos en el cumplimiento del deber o a causa del servicio.

Con el proyecto se ha mejorado infraestructura específica en el plantel de la Subdirección de Administración, entre ésta se logró la adecuación de una nueva clínica de atención psicológica y la remodelación de la existente, la construcción de la sala de conferencias, la remodelación de dos aulas de clases.

El Director Policial, Comisionado Howard Cotto aprovechó para manifestar un serio compromiso institucional “Necesitamos enfocar esfuerzos para atender a nuestra gente, los familiares, esposas e hijos de compañeros fallecidos” ya que permitirá la dignificación de elemento humano y especialmente de los agentes de la ley.

Esta clínica brindará atención psicológica individual y grupal, se efectuarán amplias jornadas de autoayuda, de autoestima y desarrollo humano que mejorarán el cuido a las familias de policías fallecidos, se beneficiará a hijos e hijas del programa de Becas y al grupo familiar del personal policial para dar atención simultánea hasta de 13 personas en dicho servicio.

El Viceministro de Relaciones Exteriores, Carlos Castaneda agradeció el invaluable apoyo del gobierno nipon por seguir fomentando los sólidos lazos de hermandad con El Salvador “En particular se reforzará la atención psicológica a los agentes del cuerpo policial con la nueva clínica y se favorecerá la profesionalización de los agentes con la remodelación de dos aulas de clase así como también se promoverá la atención de las familias del personal policial con la sala de conferencias”

Las dos aulas de clases que han sido remodeladas tendrán capacidad para recibir 50 personas y permitirán el desarrollo de cursos vocacionales, asesorías académicas para el personal policial y administrativo y para sus hijos e hijas.

El Embajador de Japón, Kazuyoshi Higuchi instó a provechar éstos beneficios “Que las familias de policías caídos aprovechen estas instalaciones y que los hijos de estos héroes tangan ánimo y esfuerzo para aprovechar esta oportunidad y se beneficien de estudiar para desarrollarse profesionalmente y apoyar a sus familias y contribuir al país en un futuro”

Estos proyectos han sido posibles, por la cooperación del pueblo y gobierno de Japón cuya inversión es de US$60 mil dólares

Entre 2014 y 2015 el departamento de Salud Ocupacional de la División de Bienestar Policial, brindó casi 450 servicios entre acompañamientos psicológicos a grupos familiares en situaciones vulnerables, terapias de duelo, visitas domiciales entre otros.

Comentarios