“No me disparen”, fue la súplica que hizo una vendedora ambulante a su exnovio pandillero y a otro compinche antes de morir 

La mujer fue atacada por su expareja y un pandillero más, quien intentó sostener relaciones sexuales con ella, pero fue rechazado. Luego de haber sido baleada, la mujer murió tras estar 27 días ingresada en el Hospital Rosales.

A Zoila Jazmín Martínez, una mujer de 31 años de edad, la mataron el 2 de marzo de 2017 a manos de pandilleros de la MS. “No me disparen”, fueron las últimas palabras que logró decirle a los dos sujetos que llegaron abrúptamente a su vivienda para asesinarla.

La mujer, quien se dedicaba a la venta ambulante, se encontraba en el interior de su casa, ubicada en la colonia Lirios del Norte, en el municipio de Cuscatancingo, en San Salvador, cuando llegó Moisés de Jesús Moreno, de 19 años de edad, alias “Chimbolo”, junto a Kevin Mauricio Raymundo, de 21 y de alias “El Calvo”.

Ese 2 de marzo ambos pandilleros ingresaron de forma violenta y cada uno portaba un arma de fuego, mismas con las que atacaron a Martínez, a quien le descargaron varios tiros en su rostro y en su cuerpo, según dicta el expediente judicial resguardado en el Tribunal 1° de Sentencia de San Salvador.

De acuerdo a los datos, la mujer había entablado una relación sentimental con Moisés, 12 años menor que ella, pero dos meses antes de ser atacada ambos habrían discutido por lo que terminaron lo que habían entablado. Se desconoce el tiempo que habían permanecido juntos.

Al caso se le suma que el otro imputado, Kevin, había pretendido sostener relaciones sexuales con la mujer, pero esta no accedió, por lo que se presume que el homicidio podría tener vínculos con la disputa sostenida con su expareja y el desprecio del otro implicado por no mantener relación con él.

El día del ataque, el testigo con régimen de protección “Madrid” observó cómo “Chimbolo” y “El Calvo” salieron de la casa de la víctima y corrieron para huir de la escena del homicidio.

Martínez fue trasladada hacia el Hospital Nacional Zacamil para poder ser atendida de emergencia, luego fue transportada hacia el Hospital Rosales. El 29 de marzo de 2017, tras pasar 27 días ingresada, falleció a eso de las 10:50 de la noche.

El proceso judicial

Luego de que sucedieran los hechos, Moisés de Jesús Moreno fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) y fue acusado ante el Juzgado de Paz de Cuscatancingo de ser coautor directo del delito de feminicidio agravado.

El caso fue individualizado, por lo que Kevin Mauricio Raymundo está clasificado como reo ausente, según explica el expediente, en donde según la calificación jurídica de los hechos se considera que es un feminicidio debido a que –entre otras cosas- este imputado tuvo interés sexual con la víctima, pero no fue aceptada por la mujer.

El próximo 26 de febrero, el Tribunal 1° de Sentencia instalará nuevamente la audiencia tras haber reprogramado el proceso.

Comentarios