El corazón solidario de los policías

El corazón solidario de los policías

Don José Antonio, es un humilde jornalero quien reside en un caserío del departamento de Usulután. Él tenía ocho años de padecer de fuertes dolores abdominales, los cuales muchas veces le impedían iniciar el día y emprender sus labores cotidianas; este 11 de marzo los médicos le removieron una hernia cancerosa, luego de ser persuadido por policías que fueron testigos de la delicada salud de este hombre.

Los policías de la Sección de Prevención de la Policía Nacional Civil (PNC), de Usulután, guiados por el agente José Bonilla, llegaron ese día lunes 11 de marzo, hasta la casa donde reside don José, junto a un niño como de dos años aproximadamente y una adolescente de 11, para solicitar la cancha de fútbol y poder realizar un partido de fútbol en el marco del desarrollo de la Liga Atlética Policial (LAP).

La sorpresa de los uniformados fue ver la condición de salud del señor, ya que tenía fuertes dolores, por la hernia que estaba ya en un punto crítico; ante lo cual este personal decide llevarlo a realizar exámenes que sugerían una intervención médica de emergencia, por lo que es llevado al hospital San Pedro de Usulután y de ahí referido al de San Miguel, para dicha operación.

De acuerdo al relato de este hombre, el temor de la operación fue grande todo este tiempo, pero su mayor angustia eran los pequeños, “pensé que podían quedar desamparados”, dice, pero hoy agradece la preocupación de este grupo de agentes quienes lo motivaron y le facilitaron los medios necesarios para lograr este objetivo.

El agente Bonilla dice sentirse muy satisfecho de haber ayudado a don José, con todos los trámites hospitalarios para que se le diera la debida atención ante la emergencia presentada, ya que él, por temor no asistía a consulta médica; este jueves lo visitaron y le entregaron víveres gestionados con otras instituciones que conocían del caso.

Mientras tanto, este hombre agradece a los policías por la ayuda que le brindaron, “Dios envió a estos agentes de la PNC”, dice y reflexiona “pensaba que estos niños iban a quedar desamparados”; razón suficiente por la que no visitaba a los médicos, además del gasto que esto representaba para su quebrantada economía.

El convencerlo para llegar al hospital fue un logro para estos policías, quienes tiene muy arraigados valores como el compañerismo, la unidad y la solidaridad, que son las bases que mueven su trabajo hacia la ciudadanía necesitada.

WhatsApp Image 2019-03-14 at 4.37.19 PM (1)WhatsApp Image 2019-03-14 at 4.37.19 PMWhatsApp Image 2019-03-14 at 4.37.18 PM

Comentarios
El corazón solidario de los policías