Asamblea Legislativa aprueba reformas a la ley de Firma Electrónica

4878

Esto debido a que en cinco años se han presentado avances en el uso de la tecnología, era preciso efectuar una actualización de conceptos y términos en la Ley.

Asamblea Legislativa aprueba reformas a la ley de Firma Electrónica

Con 75 votos la Asamblea Legislativa, aprobó una reforma a la Ley de Firma Electrónica, con el objetivo de darle validez y facilitar el uso de documentos electrónicos en El Salvador.

Con las reformas realizadas a dicha ley se obtienen mejoras en aspectos como la seguridad jurídica a los proveedores de servicios de certificación y de almacenamiento de documentos electrónicos, así como a los usuarios de dichos servicios.

Asimismo, se definieron y ampliaron conceptos y se agregaron nuevos servicios ofrecidos por los proveedores de certificación tales como: certificación de sitio web, sello de tiempo y sello electrónico.

La aprobación y emisión de estas reformas contribuirán a fortalecer y dinamizar el clima de inversión del país, incentivando nuevos modelos de negocios en los servicios mencionados, y al facilitar e incentivar el uso de la firma electrónica, se está llevando a El Salvador al camino de la digitalización, dando grandes pasos en la competitividad y progreso de la nación.

Esto debido a que en cinco años se han presentado avances en el uso de la tecnología, era preciso efectuar una actualización de conceptos y términos en la Ley.

Entre los beneficios de la firma electrónica certificada para el público desde la gran empresa a todo ciudadano salvadoreño, son los siguientes:

Agilidad:

Al eliminarse la necesidad de imprimir, firmar en papel y gestionar toda la documentación en papel, la firma electrónica aporta un importante ahorro de tiempo para todos los involucrados

Movilidad:

Gracias a la firma electrónica, todos los involucrados pueden firmar documentación en cualquier momento y desde cualquier lugar, a través de una computadora o el teléfono móvil, sin necesidad de acudir a oficinas físicas; lo que conlleva a un ahorro de costos de movilidad, sumado al confort de no tener que movilizarse.

Gestión centralizada de documentos:

Con la digitalización y la firma electrónica se puede disponer de toda la documentación firmada en formato digital, debidamente validada, lo que facilita en gran medida el acceso y la consulta de los interesados a través de diversas áreas online.

La firma electrónica certificada permite asegurar la identidad del signatario o firmante y que el mensaje no ha sido alterado desde su firma y envío, esto a través de sistemas criptográficos asimétricos que le brindan seguridad.

Responsabilidad con el medio ambiente:

Con el uso de plataformas digitales y la firma electrónica certificada se disminuirá de manera drástica el uso de papel en los diversos procesos, trámites y formas de comunicación, contribuyendo de esta manera a la reducción de dióxido de carbono, a la conservación de los bosques del planeta, mejorando así la calidad de aire del planeta y generando ahorros.

La firma electrónica permitirá acelerar procesos, automatizar tareas y reducir costos operativos como papel, tinta y toda la gestión de archivo de documentos físicos, así como también agilizará el cierre de ventas en procesos comerciales acelerando de esta manera los ciclos de facturación.

Escrito por Alondra Gutiérrez, Dinero.com

Asamblea Legislativa aprueba reformas a la ley de Firma Electrónica