Yemeníes conmocionados por la muerte de niña de 5 años en ataque hutí

dgtt

IN https://bit.ly/3x5RvaO

La niña de cinco años se encuentra entre las al menos 21 personas que murieron cuando un misil balístico disparado por los hutíes impactó el sábado en una estación de combustible en un distrito densamente poblado de Marib, informó la agencia de noticias Saba.

Yemeníes conmocionados por la muerte de niña de 5 años en ataque hutí

Las impactantes imágenes que muestran los cuerpos carbonizados de un padre y una hija muertos en un ataque con misiles de los hutíes en la ciudad central de Marib, en Yemen, han desatado la indignación dentro y fuera del país, en medio de llamamientos para “nombrar y avergonzar” a la milicia por sus brutales ataques contra la población civil.

La niña de cinco años se encuentra entre las al menos 21 personas que murieron cuando un misil balístico disparado por los hutíes impactó el sábado en una estación de combustible en un distrito densamente poblado de Marib, informó la agencia de noticias Saba.

Según una fuente médica, otro niño, Hassan Al-Hubaishi, de 10 años, también murió en el ataque, y varias personas más resultaron heridas.

El ataque se produjo mientras decenas de autos esperaban en la estación para reabastecerse de combustible, dijeron los espectadores.

La niña, identificada como Lian Taher, estaba dentro del coche de su padre fuera de la estación cuando el misil impactó.

Los trabajadores de emergencias que acudieron al lugar de los hechos fueron blanco de un dron cargado de explosivos disparado por los hutíes, dejando a muchos civiles desangrados.

Después de que las imágenes de los restos carbonizados de la niña y su padre se difundieran ampliamente en las redes sociales, activistas de derechos humanos yemeníes, funcionarios del gobierno y diplomáticos occidentales condenaron enérgicamente el ataque de los hutíes y exigieron que la milicia fuera castigada por atacar a los civiles en Marib.

El gobernador de Marib, Sultán Al-Arada, advirtió que los ataques de misiles y drones de los Houthi amenazan a decenas de miles de desplazados internos que viven en la ciudad, e instó a las organizaciones locales e internacionales a condenar los ataques.

“La autoridad local hace un llamamiento a todo el pueblo yemení, de todo el espectro político y social, para que se mantenga unido frente al terrorismo de la milicia hutí, que fue y sigue siendo la causa de la mayoría de sus tragedias”, dijo.

Ali Al-Lahabi, diputado yemení, acusó a los hutíes de violar las normas religiosas y tribales que prohíben atacar a los civiles.

“El crimen de hoy contra civiles y niños en Marib viola las normas tribales en Yemen y todas las normas humanitarias árabes e internacionales”, dijo en un mensaje de Twitter.

Enfurecido por las imágenes de los civiles muertos, Abdul Malik Al-Mekhlafi, asesor del presidente yemení Abed Rabbo Mansour Hadi, instó a quienes creen que los hutíes pueden cooperar con los esfuerzos de paz a cambiar de opinión.

“El ataque confirma de nuevo la fea cara de los hutíes, que han rechazado todos los esfuerzos internacionales para detener la guerra”, dijo Al-Mekhlafi en Twitter.

Sobre el terreno, los comandantes del ejército yemení que luchan contra los hutíes en Marib y Hodeidah dijeron que los ataques mortales de la milicia continuarán hasta que se ponga fin al apoyo militar y financiero de Irán.

“Los crímenes de guerra no se detendrán a menos que se disuada al régimen iraní y que los hutíes que matan a niños y mujeres sean llevados ante la Corte Penal Internacional”, dijo Sadeq Dewaid, portavoz de las Fuerzas Nacionales de Resistencia en la provincia occidental de Hodeidah.

Los enviados occidentales a Yemen también expresaron su dolor y rabia por las muertes de civiles, y exigieron a los hutíes que dejaran de atacar a los civiles y se comprometieran con las propuestas de paz negociadas por la ONU.

La embajada de Estados Unidos en Yemen describió los ataques de misiles y drones de los hutíes en Marib como “violencia inhumana”.

Cathy Westley, encargada de negocios de la embajada, dijo en un comunicado: “Estamos horrorizados por los informes de que los hutíes utilizaron un misil balístico para destruir una estación de gas en Marib, matando e hiriendo a civiles. Al parecer, los hutíes utilizaron después un avión no tripulado para atacar a un equipo de ambulancia que acudía a socorrer a los heridos. Esta violencia inhumana debe terminar”.

El enviado del Reino Unido a Yemen, Michael Aron, dijo en Twitter que estaba conmocionado por los informes de los ataques, y añadió que sólo una tregua nacional pondría fin a las pérdidas humanas.

“Los hutíes deben detener su ofensiva en Marib y comprometerse seriamente con la ONU. Un acuerdo de alto el fuego a nivel nacional evitaría estas trágicas pérdidas y permitiría la acción humanitaria”, afirmó.

Yemeníes conmocionados por la muerte de niña de 5 años en ataque hutí