Posibles alternativas para no ser deportado por cancelación del TPS

Probablemente muchos esperan que el Congresos y Donald Trump establezcan un acuerdo para una ley que permita la residencia legal a nuestros compatriotas y demás latinoamericanos, tanto para los beneficiarios al TPS, como para los “Dreamers”, es importante destacar que bajo las actuales leyes que tiene migración, existen posibles alternativas para no ser deportado por la cancelación del TPS.

Conocedores de la materia migratoria, abogados de inmigración y algunos políticos consideran que existen otras vías que son legales y pueden ser buenas alternativas para los afectados, y lo mas importante que se debe considerar y recordarle a toda la comunidad y solamente un juez de inmigración tiene la autoridad de ordenar la deportación. Servicio de Inmigración y Control de Aduanas – ICE (Immigration and Customs Enforcement) no puede según los entendidos deportar a una persona que no tiene una orden previa para su deportación.

Cabe recordar que la inmensa mayoría que ha sido beneficiado con el TPS, especialmente los salvadoreños tenemos buen tiempo por delante (18 meses) que es un buen aliado a nuestro favor, que otros países no han tenidos.

Posibles alternativas:

  1. Quienes no tengan una orden previa de deportación pueden aplicar a otro tipo de arreglo
  2. Solicitar asilo
  3. Los que tienen hijos o esposos (as) que son ciudadanos o residentes permanentes pueden estar elegibles por ley de 10 años (Cancellation of Removal)
  4. Los que tienen hijos adultos (más de 21 años) nacidos en Estados Unidos
  5. Un esposo o esposa a quien deben cuidar
  6. Puede solicitar una Green Card (tarjeta verde) sin salir del país

Quienes tienen mayor riesgo:

  1. Los que actualmente tienen orden previa de deportación
  2. Record criminal
  3. Asociación con pandillas
  4. Que estén involucrados en actividades criminales

Los mas recomendable para nuestros compatriotas salvadoreños y centroamericanos es que se acerquen a sus respectivos consulados, contacten con abogados especializados en inmigración y reconocidos por las asociaciones de abogados y estén en la base de datos de cada consulado. Abstenerse de falsos asesores y oportunistas que son diestros en manejar un vocablo o palabrería que duerme a la población y al final les quitan su dinero.

Comentarios