Un meteorito destruyó una antigua ciudad en el Mar Muerto hace 3600 años

5529
5529

También descubrieron restos humanos tan destruidos y dispersos que solo podrían haber sido causados por una explosión masiva de tipo nuclear.

Un meteorito destruyó una antigua ciudad en el Mar Muerto hace 3600 años

Una antigua civilización de la zona del Mar Muerto fue aniquilada por una aparente explosión de un meteorito con la fuerza de un arma nuclear que destruyó ciudades y saló la tierra hace unos 3.600 años, dejándola inhabitable durante siglos, afirman los científicos en un estudio publicado esta semana, y postulan que podría haber inspirado el relato bíblico de la destrucción de Sodoma.

Las conclusiones del estudio, que ha durado varios años, realizado por un equipo multidisciplinar de científicos del Proyecto de Excavación de Tall el-Hammam, en Jordania, se publicaron el lunes en Nature Scientific Reports, una revista online revisada por expertos.

Las pruebas de muerte y destrucción repentinas y generalizadas que derrumbaron edificios, fundieron cerámica y dejaron tras de sí un paisaje estéril y carbonizado, llevaron a la conclusión de que las ciudades y los asentamientos circundantes fueron destruidos por una explosión aérea mayor que la de 1908 sobre Tunguska (Rusia), donde un meteorito detonó con 1.000 veces más energía que la bomba atómica de Hiroshima.

Los hallazgos ayudan a resolver el misterio de por qué una de las regiones agrícolas más productivas, que mantuvo a decenas de miles de personas durante más de 3.000 años, murió repentinamente y permaneció estéril durante varios cientos de años.

También ofrece posiblemente una fuente al relato bíblico de la destrucción de la ciudad de Sodoma que se describe en Génesis 19:24-25: “Entonces el Señor hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre ardiente, procedente del Señor desde los cielos. Así derribó esas ciudades y toda la llanura, incluyendo a todos los que vivían en las ciudades – y también la vegetación de la tierra”.

Según la Biblia, Dios decidió destruir Sodoma debido a la maldad de sus habitantes.

El estudio señala que se está debatiendo si Tall el-Hammam podría ser la ciudad bíblica de Sodoma, y dice que esa cuestión está “fuera del alcance de esta investigación”.

“Sin embargo, consideramos si las tradiciones orales sobre la destrucción de esta ciudad urbana por un objeto cósmico podrían ser la fuente de la versión escrita de Sodoma en el Génesis. También consideramos si los detalles relatados en el Génesis coinciden razonablemente con los detalles conocidos de un evento de impacto cósmico”, dice el estudio, concluyendo que era probable.

“La descripción en el Génesis de la destrucción de un centro urbano en el área del Mar Muerto es consistente con haber sido un relato de testigos oculares de un estallido cósmico”, dice el estudio señalando que coincide con sus hallazgos de “piedras caídas del cielo; fuego bajó del cielo; humo espeso se elevó de los incendios; una ciudad importante fue devastada; los habitantes de la ciudad fueron asesinados; y los cultivos del área fueron destruidos”.

El estudio también señala que la descripción de la destrucción de Sodoma es única. “No se conocen escritos antiguos o libros de la Biblia, aparte del Génesis, que describan lo que podría interpretarse como la destrucción de una ciudad por un evento de impacto aéreo”.

Para llegar a sus conclusiones sobre la causa de la destrucción de Tall el-Hammam, los científicos investigaron 14 líneas principales de evidencia, incluyendo el descubrimiento de cerámica y ladrillos que se fundieron a temperaturas extremadamente altas, carbón similar al diamante formado a alta presión y temperatura, y evidencia de minerales que se fundieron a temperaturas de más de 2500°C (4500 grados Fahrenheit).

El estudio examinó otras posibles causas, como guerras, terremotos y erupciones volcánicas, pero concluyó que, si bien podrían explicar algunos de los hallazgos, solo una explosión de meteoritos podría explicar todos ellos.

También descubrieron restos humanos tan destruidos y dispersos que solo podrían haber sido causados por una explosión masiva de tipo nuclear.

“Las circunstancias y el estado de los huesos y fragmentos humanos sugieren que, en el momento de la muerte, estas personas estaban realizando sus actividades normales dentro del palacio, en la carretera de circunvalación superior y/o en la muralla situada por encima de la carretera, donde fueron alcanzadas por un pulso térmico de alta temperatura, seguido de una onda expansiva de hipervelocidad procedente de un estallido cósmico catastrófico”, según el estudio, que señala que el suceso más similar registrado en los tiempos modernos fue el estallido de Tunguska.

En 1908, una enorme explosión cerca del río Tunguska, en Siberia, arrasó unos 2.000 kilómetros cuadrados de bosque de taiga deshabitado. Curiosamente, no se descubrió ningún cráter y los científicos explican el extraño fenómeno por una explosión de un meteorito a unos 5-10 km por encima de la tierra.

El científico también descubrió que la razón por la que la región permaneció abandonada durante tanto tiempo después del cataclismo se debió a un aumento repentino de la salinidad de la tierra, que la hizo inadecuada para la agricultura durante varios cientos de años.

Un meteorito destruyó una antigua ciudad en el Mar Muerto hace 3600 años