Jovenel Moïse enfrentó una presidencia difícil

4690

El 7 de febrero de este año, el día en que sus oponentes consideraban que su mandato debería haber terminado, Moïse informó que se había frustrado un "golpe de Estado para derrocar a su gobierno y asesinarlo".

Jovenel Moïse enfrentó una presidencia difícil

El tiempo de Moïse en la presidencia del país fue difícil. Se enfrentó a acusaciones de corrupción y tuvo que lidiar con olas de protestas antigubernamentales que a menudo eran violentas.

A principios de este año, otra ola de protestas generalizadas sacudieron la capital y otras ciudades del país.

La gente exigía su renuncia.

Durante la campaña presidencial, Jovenel Moïse se presentó como un símbolo de esperanza y el ejemplo de que era posible salir adelante.

De acuerdo con la oposición haitiana, el mandato de cinco años de Moïse debería haber terminado el 7 de febrero de 2021, cinco años después de la dimisión de Martelly.

Sin embargo, Moïse alegaba que le quedaba un año más en el puesto, pues no asumió la presidencia sino hasta el 7 de febrero de 2017.

"No estamos en situación de matarnos unos a otros": entrevista exclusiva de BBC Mundo al presidente de Haití Jovenel Moïse en plena crisis del país caribeño

La demora de un año se debió a las acusaciones de fraude electoral que finalmente lograron que se anulara el resultado de las elecciones de 2015 y se organizaran nuevas elecciones, en las que él obtuvo la mayoría de los votos.

En entrevista exclusiva con BBC Mundo en 2019, cuando Haití atravesaba otra ola de protestas, Moïse aseguró que la solución a los problemas que atravesaba Haití residían en "la unidad, la serenidad y la calma y la convivencia".

El 7 de febrero de este año, el día en que sus oponentes consideraban que su mandato debería haber terminado, Moïse informó que se había frustrado un "golpe de Estado para derrocar a su gobierno y asesinarlo".

Después, en octubre de 2019, suspendió por dos años las elecciones parlamentarias. En enero de 2020 Jovenel Moïse disolvió el parlamento y empezó a gobernar por decreto.

Las elecciones para un nuevo parlamento deberían realizarse en octubre de 2021, es decir, un mes después de las presidenciales de septiembre de este año, a las que Moïse no podía presentarse.

Sin embargo, para ese mismo día, el ahora fallecido mandatario había convocado a un referendo para una nueva constitución. Aunque él decía que era para "modernizar" la Carta Magna, sus críticos sospechan que quería eliminar el artículo que impedía su reelección.

En el mismo comunicado en el que anunció la muerte de Moïse, el primer ministro interino Claude Joseph aseguró que se "han tomado todas las medidas para garantizar la continuidad" del Estado haitiano.

Jovenel Moïse enfrentó una presidencia difícil