"Estados Unidos no va a levantar el embargo sin que Cuba ceda o venga a la mesa a negociar en buena fe"

sdfwer

Gerardo L. BBC https://bbc.in/36xSiG7

EE.UU. aplica desde hace décadas un embargo comercial a Cuba que en junio fue condenado por 29ª vez por una amplia mayoría de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Estados Unidos no va a levantar el embargo sin que Cuba ceda o venga a la mesa a negociar en buena fe"

Las inusuales protestas que surgieron en Cuba el domingo han provocado un cruce de duras recriminaciones entre el gobierno de ese país y Estados Unidos.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, acusó a Washington el lunes de impulsar "una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales" en su país.

EE.UU. aplica desde hace décadas un embargo comercial a Cuba que en junio fue condenado por 29ª vez por una amplia mayoría de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

"Si se quisiera ayudar a Cuba, lo primero que se debería hacer es suspender el bloqueo", dijo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, lunes al referirse a las protestas en la isla el mismo lunes.

En medio de una crisis económica y sanitaria por la pandemia de coronavirus, Cuba vivió sus mayores manifestaciones en décadas contra el gobierno comunista, que, según grupos defensores de derechos humanos, las reprimió con violencia.

Díaz-Canel anunció el mismo domingo una "orden de combate" para que sus fuerzas respondieran a las protestas en las calles y el lunes dijo que en las movilizaciones había "delincuentes".

El presidente de EE.UU., Joe Biden, apoyó en un comunicado el "clamor por la libertad" en Cuba y reclamó al gobierno de La Habana "que escuche a su pueblo y atienda sus necesidades en este momento vital en lugar de enriquecerse".

Si bien prometió una nueva política hacia Cuba, hasta ahora Biden ha mantenido restricciones en viajes y remesas a la isla impuestas por su antecesor Donald Trump, quien revirtió el acercamiento a La Habana del gobierno de Barack Obama que Biden supervisó como vicepresidente.

La Casa Blanca respondió el lunes a las críticas al embargo, afirmando a través de su portavoz Jen Psaki que esa medida permite que "bienes humanitarios", suministros médicos y alimentos lleguen a Cuba.

También indicó que el hecho de que Cuba se mantenga al margen del sistema Covax para el reparto internacional de vacunas contra el covid-19 y haya decidido usar su propia vacuna es uno de los desafíos para el envío de dosis al país.

Sin embargo, la Casa Blanca podría hacer "mucho más" sin levantar el embargo, afirma Andy Gómez, director retirado del Instituto para estudios cubanos y cubano-estadounidenses de la Universidad de Miami.

"Estados Unidos no va a levantar el embargo sin que Cuba ceda o venga a la mesa a negociar en buena fe"