El cártel de Jalisco diluye en ácido a tres estudiantes a los que confundió con rivales

La Fiscalía de Jalisco informó este lunes que los tres estudiantes de cine desaparecidos en Tonalá, Jalisco, el pasado 19 de marzo, fueron asesinados; por los hechos, hay dos personas detenidas, vinculadas al cártel Jalisco Nueva Generación.

Estudios de ADN revelaron que dos de los 3 estudiantes desaparecidos de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV), fueron asesinados y disueltos en ácido, de acuerdo con las autoridades.

Jesús Daniel Díaz García y Marco Francisco García Ávalos fueron asesinados en la que fue señalada como “casa 2” de un grupo delictivo. Sus cuerpos los disolvieron en la “casa 3”, según el corte de las investigaciones a un mes de la desaparición de los jóvenes en el municipio de Tonalá, Jalisco.

En laboratorio se estudiaron alrededor de 100 indicios, de los cuales siguen en valoración 67 de 20 perfiles genéticos diferentes. Continúa el análisis a fin de saber si alguno de éstos corresponde a Javier Salomón Aceves Gastélum.

Sobre los 20 perfiles genéticos distintos encontrados en restos de ácido, se aclaró que algunos podrían ser huellas dejadas por victimarios y no precisamente todos del mismo número de víctimas.

De acuerdo con la Fiscalía, los jóvenes acudieron a una casa, para hacer una tarea escolar, y sin saberlo se colocaron en un lugar de grave riesgo, una propiedad vinculada con el cártel Nueva Plaza, y que era vigilada por un grupo criminal antagónico, el Cártel Jalisco Nueva Generación.

La Fiscalía indicó que no tiene indicios de que alguno de los estudiantes tenga un vínculo con un grupo del crimen organizado.

Los estudiantes llegaron a la casa para hacer la tarea escolar, ya que era propiedad de la tía de uno de ellos, quien presuntamente ha estado relacionada con la administración de estéticas donde se ejerce la prostitución.

Los jóvenes fueron interceptados por seis hombres armados, al salir de la propiedad donde hacían su tarea, trasladados a otra casa, interrogados y luego asesinados.

Después, de acuerdo con los indicios que tiene la Fiscalía, hubo un traslado a una tercera casa, donde los cuerpos habrían sido disueltos en ácido, el mismo 19 de marzo.

Al menos ocho personas habrían participado en el crimen, y hasta ahora solo han sido detenidas dos, Gerardo “N” y Omar “N”, quienes ya fueron vinculados a proceso, por el delito de secuestro agravado.

Comentarios