Internacional: Atención a la próxima guerra Hezbolá-Israel

3728
Además, se calcula que entre 500 y 1.000 misiles han sido “reequipados con sistemas avanzados de GPS” que les permiten alcanzar objetivos con una precisión extraordinaria.
Internacional: Atención a la próxima guerra Hezbolá-Israel

Es posible que un conflicto entre Israel y Hezbolá se convierta en una “guerra de cinco frentes” con ataques de misiles por parte de proxies iraníes en Siria.

Steven Emerson, director del Proyecto de Investigación sobre el Terrorismo, habló en un seminario web del Foro de Oriente Próximo celebrado el 26 de marzo sobre cómo será la próxima guerra entre Israel y la organización chiíta libanesa Hezbolá, respaldada por Irán.

Emerson repasó detalladamente la fuerza de cada bando con una serie de diapositivas. Las capacidades tanto de Hezbolá como de Israel son muy superiores a las que tenían durante su última gran guerra en 2006, que dejó 165 israelíes y entre 1.200 y 1.300 libaneses muertos durante 34 días de lucha y causó daños por valor de miles de millones de dólares tanto en Israel como en Líbano.

Se cree que Hezbolá, que tenía unos 13.000 misiles en 2006, tiene ahora entre 130.000 y 150.000, incluidos misiles de largo alcance que “pueden alcanzar cada centímetro cuadrado de Israel”. El Mayor General. Uri Gordin, del Mando del Frente Interior de las FDI, ha advertido que “Israel será alcanzado por 2.000 misiles al día” en los primeros días de una futura guerra con Hezbolá (se calcula que se dispararon 3.970 durante toda la guerra de 2006). Dada la proximidad geográfica, un misil lanzado desde Líbano podría alcanzar Tel Aviv o Jerusalén en 75 segundos, y Eilat en 95 segundos.

Además, se calcula que entre 500 y 1.000 misiles han sido “reequipados con sistemas avanzados de GPS” que les permiten alcanzar objetivos con una precisión extraordinaria. En lugar de limitarse a disparar misiles en dirección general a los centros de población israelíes, estos misiles guiados de precisión (PGM) pueden dirigirse a objetivos estratégicos. Funcionarios de Hezbolá han hablado abiertamente de atacar lugares como el aeropuerto de Ben Gurion; el reactor nuclear de Dimona; las bases de la fuerza aérea israelí; la Kiryah, el Ministerio de Defensa de Israel en Tel Aviv; las plantas de desalinización de agua y las instalaciones de producción de gas y petróleo.

Es posible que un conflicto entre Israel y Hezbolá se convierta en una “guerra de cinco frentes” con ataques de misiles por parte de proxies iraníes en Siria, Irak, Gaza e incluso Yemen, donde se cree que los hutíes son capaces de alcanzar Eilat.

La amenaza de las fuerzas terrestres de Hezbolá parece menos preocupante, pero no puede descartarse. En años pasados, Israel descubrió túneles de Hezbolá excavados a gran profundidad bajo la frontera de Israel con el objetivo de lanzar ataques sorpresa contra las comunidades del norte, presumiblemente para tomar rehenes civiles. Aunque los israelíes creen haber descubierto todos los túneles, es posible que algunos se hayan pasado por alto.

Internacional: Atención a la próxima guerra Hezbolá-Israel