Argentina - Brasil: el golazo de Di María que hizo recordar otro suyo en la final de Pekín 2008

4738
La jugada fue un espejismo en medio de una final más disputada y trabada que jugada. Ninguno de los dos equipos había llegado con peligro, y bastó ese pelotazo de De Paul para que el visitante encontrara la ventaja. Otra vez en el primer tiempo, como en toda la Copa América.
Argentina - Brasil: el golazo de Di María que hizo recordar otro suyo en la final de Pekín 2008

No había pasado nada en la final de la Copa América. De repente, un pase de más de 40 metros de Rodrigo De Paul dejó solo a Ángel Di María, lejos de su marcador, Renan Lodi, y cerca del borde del área. Tras un leve desvío-pifia de Lodi, el jugador de PSG controló con la pierna izquierda, calibró la mira y definió con una sutileza, por encima del arquero Ederson. Golazo y ventaja para la Argentina, a los 21 minutos.

La jugada fue un espejismo en medio de una final más disputada y trabada que jugada. Ninguno de los dos equipos había llegado con peligro, y bastó ese pelotazo de De Paul para que el visitante encontrara la ventaja. Otra vez en el primer tiempo, como en toda la Copa América: contra Chile (Lionel Messi a los 33 minutos), Uruguay (Guido Rodríguez a los 12), Paraguay (Alejandro Gómez a los 9), Bolivia (el propio “Papu” a los 5), Ecuador (De Paul a los 40) y Colombia (Lautaro Martínez a los 6), la Argentina convirtió en el período inicial.

Minutos después de convertir el gol, Di María asustó a todos. Solo, sin rival a la vista, quedó tendido a metros del arco brasileño, tomándose la pierna derecha. Por un momento se pensó en una lesión grave en su tobillo derecho. De hecho, Lionel Scaloni, el entrenador argentino, mandó a calentar a Nicolás González para jugar en su lugar. Fideo fue asistido por los médicos y pidió tiempo para probar. Hizo un par de piques y se mostró recuperado. Consiguió terminar el primer tiempo.

La definición de Di María hizo acordar a la suya en la final olímpica de 2008, en Pekín. Aquella vez fue contra Nigeria, y en la banda izquierda del ataque argentino. Pero la resolución fue idéntica: Fideo hundió su pie en la pelota y convirtió con una estupenda resolución, por encima del arquero nigeriano.

Por La Nación.

Argentina - Brasil: el golazo de Di María que hizo recordar otro suyo en la final de Pekín 2008